Actualmente, existen una gran cantidad y variedad de seguros que nos facilitan la vida de manera continuada. Desde los seguros de salud a los de responsabilidad civil, pasando por el seguro decenal de daños a la edificación en Madrid, las posibilidades existentes son enormes y se adaptan a cada necesidad actual.

Así, el seguro decenal de daños a la edificación en Madrid te reportará tranquilidad, seguridad y confianza si actúas como promotor de construcciones.

Ahora bien, ¿sabes cuándo se empezaron a emplear los primeros seguros de la historia? Nada más y nada menos que hace 4000 años, en las civilizaciones griegas, romanas y babilónicas de la Edad Antigua. Antes incluso, en el 3000 a. C., existían unos acuerdos conocidos como "préstamos a la gruesa" por los cuales una persona prestaba a otra dinero para transportar determinadas mercancías y quedaba parcialmente compensada en caso de pérdida. El famoso Código Hammurabi incorporó estos compromisos legales en su contenido.

No debes sorprenderte: los antiguos hebreos también utilizaban prácticas similares y, en el comercio marítimo griego, Rodas aplicaba este tipo de préstamos. Incluso existía una asociación gremial, llamada Eranoi, que solicitaba a sus miembros el aporte de cantidades destinadas a socorrer a los miembros si era necesario.

Durante la Edad Media, este concepto continuó siendo utilizado y evolucionó hacia enfoques cada vez más perfeccionados y actualizados. Finalmente, en 1347 se firmó en Italia el primer contrato de seguro marítimo, aplicado a un trayecto en buque entre Génova y Mallorca. ¿Eres consciente de que la regulación sobre seguros más antigua del mundo que se conoce se remontó a 1435? Fue la Ordenanza del Seguro Marítimo en Barcelona.

Si estás buscando una correduría de seguros de máxima confianza, capaz de garantizarte la gestión y el asesoramiento permanentes que necesitas, cuenta con nosotros. ¡Te esperamos en Montico Consultores!