Para que tu empresa esté protegida si realiza trabajos en la capital, es importante contratar un seguro a todo riesgo en construcción en Madrid. De esta manera, tanto los constructores como los promotores de la compañía estarán blindados en caso de que algo no vaya como debería.

Hay que tener en cuenta que el sector de la construcción está expuesto a multitud de riesgos relacionados con el desarrollo de una obra, algunos de ellos fácilmente identificables y para los que existen medios de prevención, y otros menos previsibles.

Si bien depende de la aseguradora, de las condiciones de la póliza contratada, del tipo de obra y del equipamiento, un seguro a todo riesgo en construcción en Madrid protegerá frente a situaciones tan dispares como retrasos sobre el plazo de entrega de obra, daños o pérdidas materiales y personales.

Entre las coberturas más demandadas, se encuentran aquellas que contemplan:

- Responsabilidad civil a terceros. Cubre los posibles daños que pueden sufrir personas ajenas a la obra como consecuencia de los trabajos realizados. Aunque no es habitual, si hubiese algún desplome, caídas de grúas o similar, tanto los trabajadores como la empresa estarían protegidos.

- Daños personales a operarios. Los empleados, ya sean obreros, ingenieros, arquitectos o delegados de la empresa responsable o la promotora, estarán cubiertos en caso de daño o fallecimiento. Esto incluye la cobertura médica que se pueda requerir los tratamientos necesarios tras un accidente.

- Daños en materiales de obra, maquinaria y equipamiento. Si las condiciones climáticas o un incendio afectasen a cualquiera de los materiales o de las máquinas necesarias para el desarrollo de las tareas de trabajo, el seguro se encargaría de cubrir los costes.

Para estar protegido frente a cualquiera de estas situaciones, lo ideal será contratar un seguro a todo riesgo. En Montico Consultores te informaremos sobre las ventajas de estar bien asegurado y de todo lo que incluye cada póliza.